≡ Menu ≡ Menu

Suscríbete y conoce nuestras cosicas:

Síguenos en:

Embarazo

Ya ha llegado TuBebebox.

Logo_web_220_80px

Me gustaría hablaros de TuBebebox, por favor leer hasta el final, no se trata de la típica box.

Logo_web_220_80px

TuBebebox tiene una historia detrás por la que merece la pena que le demos una oportunidad, al menos para conocer este maravilloso proyecto.

 

Lo primero que he de decir de los productos de TuBebebox es el mimo con el que se realizan las cajas, en cada uno de los productos  se nota que se ha puesto toda la delicadeza y amor que nuestros peques merecen, como si lo hubiésemos hecho nosotras mismas. 

 

TuBebebox es una caja realmente personalizada a la etapa del bebé, contiene aquellos productos que van acordes a la edad del bebé o la futura mamá, pero no se trata de una serie de productos elegidos al azar, os puedo asegurar y hablo por experiencia que los productos no solo están escogidos con el máximo mimo sino que son especiales, diferentes, de alta calidad, con la aprobación de muchas mamás que hemos probado, testado, usado, analizado cada uno de ellos de manera desinteresada.

 

Chupeteros, muselinas, baberos, decoración, juguetes, mobiliario, una gran selección de productos que te harán nuestras vidas como mamás más fácil.

 

Ni que decir, que esto es así porque quien está detrás de TuBebebox  son un equipo de mamás que conocen nuestras necesidades, porque las nuestras son las suyas, además no solo tenemos las cajas con los productos, tubebebox nos ofrece un blog y una web donde podremos tener todos los consejos y ayuda que todas necesitamos en estos momentos de incertidumbre.

 

El nacimiento de TuBebebox  se debe a las necesidades que un día una futura mamá se planteó y conocedora de que su situación no era única, decidió trabajar en este proyecto, para facilitarnos al resto de mamás la vida con nuestros retoños.

 

Os invito a conocer TuBebebox, entrar en la web, el blog y no dudéis en adquirir alguna de sus cajas, os aseguro que no os defraudará.

 

Pincha aquí para acceder a tubebebox

 

Que tengáis un gran día!!!!

 

 

Las hormonas en el embarazo.

exorcista
Ahora que estoy rodeada de embarazadas, si hago recuento hay como 8 bebés en camino.

Me vienen a la memoria los bonitos momentos de gestación, en los que las hormonas se apoderaban de mi y sacaban a la niña del exorcista que todas llevamos dentro, que sí, que sí, decir lo que queráis pero vosotras también lleváis a esa fiera dentro, en algunas sale a pasear más que en otras, pero si le preguntáis a vuestros novios y maridos ellos darán fe de su existencia, ellos han visto girar nuestras cabezas 360 grados en más de una ocasión.

Yo creía que esos momentos en los que las hormonas están en una montaña rusa, solo los sufren nuestras parejas, bueno ellos y sus santas mamás, porque las suegras también se llevan lo suyo… pero vamos, que al final todos pillan, ya lo dice el refrán “aléjate de una embarazada como de un nublao” o algo así…A mi me quedan pocos recuerdos de esos momentos, pero mi chico que para lo que quiere tiene varias gigas de memoria, en las reuniones de amigos suele rememorar los momentos vividos y es que dicen que cuando das a luz y le ves la carita a tu hijo se te olvidan todos los dolores, los dolores y nueve meses de calvario que le has hecho pasar a todo el que te rodea….

Por lo que cuentan yo me convertía algo peor que un doberman, hambriento y rabioso, porque yo no gritaba, yo ladraba… y lo mejor es que me subía por las paredes por las tonterías más básicas del mundo, que te dicen blanco, tu gritas negro, que te dicen que son las 18:45, tu montas en cólera porque son las 18:44, vamos que yo no sé que tendrán las dichosas hormonas, pero una sobre dosis de ellas es peor que tomarte 2 cajas de barbitúricos y 3 de anfetaminas de una sentá…


Menos mal que estas parejas nuestras ya están aleccionas por los amigos que antes han vivido tan tierna experiencia y los pobres empiezan todas las frases con la misma coletilla, “amor mío..” y claro, también saben que han de acabar con un “lo que tu digas mi amor”.. En caso contrario mal vamos…


Aún recuerdo esos excesos de piropos a todas horas, “mi amor, que guapa estás”, “mi amor, que barriguita tan bonita”, “mi amor, que bien te sienta el embarazo”, vamos que llega un momento en el que dices, PARA YA O TE METOOOOO!!!! Que con tanto pasteleo me está subiendo la glucosa… Y solo me faltaba que me pusieran a régimen y entonces si que no querrás permanecer bajo el mismo techo ni un minuto más!!! O es que te quieres ir con tu madre???


Y ahí estaba yo, con mis amigas las hormonas, mis 20 kilos de sobrepeso y mas grasienta que un chorizo en la horza por las 3 latas de nívea que me untaba cada día para mantener a ralla a las temidas estrías …

En mi caso la única que no pilló fue mi querida cuñada, tubo la suerte de vivir a 9.000km de mi durante el periodo de gestación y desde allí, desde la soleada California se mantuvo al margen de mis altibajos emocionales, cuando llegó a España yo aun estaba bajo los efectos de la epidural y todo aquello quedó en el pasado y eclipsado por la llegada al mundo de mi princesita, que Dios quiera no saque el carácter de su madre, dicho sea de paso….

Llegados a este punto, me voy a permitir la licencia de daros unos consejos, a todos los que tenéis cerca a una embarazada, debéis tratarla con cariño, nunca llevarle la contraria, adularla a todas horas y sobre todo mucha, muuuuuucha paciencia, que como mucho solo son 9 meses.

Y a vosotras amigas gestantes, futuras mamás y todas las que estáis escribiendo a la cigüeña los días fértiles de cada mes, hacer lo que os salga de la peineta, porque por mucho que queráis evitarlo, esto es lo que hay, intentar que sea de otra manera es ir contranatura, no merece la pena, así que gritar, ladrar, llorar, insultar, desahogaros como mejor sepáis, total, cuando salgáis del paritorio todo habrá quedado en una bonita anécdota….

Que tengáis un buen miércoles