≡ Menu ≡ Menu

Suscríbete y conoce nuestras cosicas:

Síguenos en:

Fotografía

El fotógrafo de las bodas, Sweney.

Pocos son los fotógrafos que conozco, pero Sweney es sin lugar a dudas el mejor.
Cómo lo conocí
Andaba yo por el año 2006 organizando la boda de JyMd, si algo especial querían este par de dos era las fotos de su boda. No les convencían los fotógrafos convencionales y no sabían qué hacer; me puse en contacto con los fotógrafos que meses atrás había contratado una buena amiga para su boda, y no sé si por suerte o por desgracia, ya no trabajaban; y ahora qué hago?? y yo histérica, me podéis poner en contacto con algún fotógrafo que haga las fotos tan bonitas como las vuestras??
Así que me dieron el teléfono de un chico que parecía que no las hacía mal. Un tal Pepe Sweney. Lo llamé, hablamos de fechas y sin ningún problema se desplazaba a cualquier punto de España, y así, a ciegas, lo contratamos!
Por aquellos entonces pocas era las reseñas en internet, pero bueno, me dije, fíate! y punto!!

Meses después, en su estudio de Madrid, me gustaron mucho todos los trabajos que me enseñó. No estaban nada mal.

Las fotos de la boda de JyMd me encantaron. Me encanta la fotografía y Sweney más.

Jose Angel Sweney

Podéis encontrar su trabajo aquí y aquí. Ya veréis cómo os va a gustar.
Qué dice él
Le gusta conocer a los novios y saber lo que les gusta para su boda, para su día. Cada boda es diferente y por ello sus reportajes también lo son.
Considera su estilo como fotoperiodístico, captando la esencia del día de la boda, está pendiente de todos los detalles, los gestos, las emociones..
Y dice, “recordad, si posáis es porque queréis”.
Sus comienzos con la fotografía nacen desde su infancia, ya que su padre era mecánico de cámaras fotográficas y en su casa siempre había alguna. “Era inevitable coger las cámaras a hurtadillas, mirar por el visor y experimentar el “clik” del disparo, amén de otras piezas que faltaron y aparecieron con más de un disgusto tanto para mi padre como para mí”, cuenta Sweney.
Su primera cámara llegó casi a los 17 años, una Yashica electro 35, hoy él sólo puede decir que las fotos que hacía esa cámara estaban a la altura de las más grandes.
Reparó cámaras y esto le ayudó, primero a conocer el funcionamiento de la cámara y segundo a saber que no quería ser mecánico de cámaras. Disfrutaba más de la captura que de la reparación.
Para los que no hemos destripado nunca una cámara, dice que es casi divino la cantidad de piezas que tiene y que absolutamente todas tienen su función.
Se formó de manera autodidacta, poniendo en práctica lo que aprendía. Después se armó de valor y se compró su primera FX100, y fueron tantas las satisfacciones que tuvo con esta cámara  que fué incapaz de venderla cuando aparecieron las digitales.
Hizo un master en EFTI y descubrió el mundo del blanco y negro.
Dice que el aprendizaje siempre es constante y va ligado a la ilusión por seguir fotografiando pero como en cualquier otro campo, sin pasión, dejas de amar lo que haces.
Qué digo yo
Pues que es majísimo, simpático y profesional, lo dá todo en sus bodas, se involucra tanto como los novios quieran; siempre va él a la boda, no manda a nadie, faltaría más! Se adapta a todo lo que quieran los novios, hace fotos sin parar, se lo curra un montón, se sube donde haga falta para sacar la foto que quiere. Te presenta un book con 500 fotos de la boda, te ayuda a elegir las más chulas para el album. En poquísimo tiempo te entrega todo el trabajo.
Porque qué queréis que os diga, me pone muy nerviosa ir a una boda y ver al fotógrafo parado!!!!  Sé de muchas parejas que después de un año aún no les han entregado las fotos!! También sé de otras que tienen su album de fotos en el trastero o le han pegado fuego!
He ido a unas cuantas bodas en las que ha trabajado él, y su trabajo va “in crescendo”. Las cosicas y amigas de las cosicas damos fé de ello.
Y unas fotos bien hechas valen su dinero, y es algo que merece la pena tener, al menos el día de tu boda.  Cuando, al pasar los años, recuerdas las fotos de tu boda con cariño y nostalgia, eso no tiene precio.
Es fotógrafo vocacional, con proyectos futuros y también lo podemos seguir en instagram como “elpixeldeplata”
Su trabajo

 

 

Fotos tomadas a partir del album original. Sus calidades no son las reales.

Sweney, hasta la próxima boda!!

Hanna Mac.

3

Aunque no sé nada de técnica fotográfica, me encanta la fotografía, sólo sé coger la cámara y “click” “click”.

Cuando era más jovencita y viajaba, fotos mil y detrás un monumento… algunas muy chulas!!
Actualmente mi modelo y musa es Martina, no le hago tantas como quisiera, aunque quien me conozca dirá, “anda si no paras” pero no, no por mucho hacer fotos significa que las hagas bien, y lo tengo comprobado, hacer fotos a los niños es muy, muy difícil.
Este año como habrá novedades, y aumentamos la familia, me he dado cuenta que en el primer embarazo apenas me hice fotos.
  •  al principio tienes angustia, “estás pa´fotos”
  • después estás simplemente gorda, ni siquiera pareces embarazada.
  • cuando ya se nota… no tienes ganas de que te hagan fotos…… “con lo gorda que estoy, dónde voy a hacerme una foto, calla, calla, te la hago a tí yo”
  • cuando se acerca el momento del parto, estás como para hacerte fotos, con ese peso bajero y ese nerviosismo porque pase todo.
Lo único que hice durante mi primer embarazo fué hacer una foto semanal a la barriga, la más chula, la última.
Y cuando nace el bebé precioso que estás esperando durante 9 meses, y cuando tienes una experiencia hemorroidal que mejor ni contar, estás como para hacer fotos, al bebé o a tí, “que le hagan al bebé, por Dios, a mi no!!!!”
Y ya llegas a casa, esos primeros días de locura hormonal, de cambios, de adaptarse unos a otros, de estress, de agobios de visitas, de aprender tantas cosas nuevas, lo último de lo que te acuerdas es de hacer fotos al protagonista, y ¡cambian tan rápido!!
Si el bebé es un bendito, claro que le puedes hacer fotos, pero si sale gruñón y protestón lo que no sabes es qué hacer, como para pensar en las fotitos…  Martina se pasó los 4 primeros meses llorando y protestando, tenía sus ratitos, pero muy pocos.
Y en la época del gateo, imposible hacer una foto decente.
De la siguiente fase no puedo hablaros porque todavía no hemos pasado.
Pero desde que conozco la fotografía de hanna mac, todo lo que os he contado se ha borrado de mi mente, y dentro de nada me pongo de modelo,  con mi musa, sabiendo que además será mi última oportunidad de hacerme fotos así.

y ahora le toca a estos locos bajitos…..

¿¿No os parece una fotógrafa diez???  ya sé que no es fácil, pero ¿porqué no intentarlo??  el decorado es importante, y sobre todo, tener la cámara siempre cerquita.
¿lo vais a intentar????  a mi me parecen recuerdos maravillosos.

(si alguien está interesado en retoques fotográficos y en acciones de photoshop, os podeis poner en contacto conmigo, jymd06@hotmail.com)